Los proyectiles: balas y bolas

 

 

Los proyectiles que se utilizan con las armas de avancarga son, bolas o balas. Las armas cortas y las largas de ánima lisa siempre tiran bolas. Las armas largas de ánima rayada  -con estrías que sirven para estabilizar el proyectil- bien tiran bolas, bien balas, dependiendo de la longitud de la vuelta de la estría.

En el caso de las bolas, para introducirlas en el cañón se envuelven en un trozo -normalmente redondo- de lienzo ni muy fino ni muy grueso,  que en el medio se denomina calepino. ¿???? -Un calepino es un diccionario latino- que se suele humedecer en una solución jabonosa.

En el caso de las balas, antes de introducirlas en el cañón, se engrasan.

Ambos tipos de proyectiles suelen ser fabricados por los tiradores, fundiendo plomo y vertiéndolo sobre una turquesa, (molde en una  pieza de aluminio, acero o hierro)  sujeta con unas tenacillas.

Existen distintas turquesas según los calibres utilizados y las formas de las balas deseadas.

De cualquier modo, los proyectiles pueden encontrarse en las armerías especializadas y, en todo caso pueden encargarse desde internet, normalmente en bolsas de 100 unidades.

Los calibres más habituales dependen de los tipos y marcas de las armas. Habitualmente se denomina siguiendo el criterio americano, en centesimas de pulgada

En armas cortas los más comunes son el calibre 44 y el 45, algo subdimensionados para que el conjunto bola-calepino alcance el diámetro exacto del cañon, de este modo las turquesas suelen ser de calibres

0.440,    0.445  0.447  -se suele pronunciar cuatro cuarentaisiete, en vez de cuarenta y cuatro con siete-

En pistolas de duelo (kuchenreuter) es común encontrar calibres 41 y 36.

En Mariette -el revolver- la bola se introduce sobredimensionada para que, al atacarla, quede totalmente pegada a las paredes del tambor y evite que puedan entrar chispas de un alveolo al otro. Normalmente con el calibre 0.454, que al entrar la bola en el tambor suelta una pequeña virola de plomo.

Los rifles de Veterli, como las armas cortas, suelen ser también de calibres 44 o 45, aunque también se encuentran algunos de calibre reducido (0,380 en el Bristlen A. Morges)

Los Migueletes suelen ser bien de calibre 0.69, bien de calibre 0,75.

Lógicamente dependiendo del calibre utilizado, de la longitud del cañón del arma y del tipo de pólvora que se esté usando,  se necesitará una mayor o menor carga de pólvora, que deberá de ir probándose hasta conseguir una agrupación adecuada sin que se queme pólvora fuera del cañon.

Página Principal